PROTEINAS

Las proteínas se encuentran en todos los seres vivos, desde aquellos más simples como virus y bacterias hasta organismos superiores como animales y vegetales. Estas moléculas participan en procesos biológicos como: catálisis enzimática, movimiento, transporte y almacenamiento, soporte mecánico, control del crecimiento y diferenciación. En animales podemos reconocer su participación en reacciones de inmunidad, así como la generación y transmisión del impulso nervioso.

La función de una proteína está estrechamente ligada a su estructura.  

Las proteínas se pueden clasificar estructuralmente en proteínas fibrosas y proteínas globulares.

En las proteínas fibrosas predomina una de las dimensiones. Estas proteínas tienen propiedades mecánicas sobresalientes, siendo insolubles y resistentes a la tracción o elásticas. Son las constituyentes de la matriz estructural de los organismos superiores.

En las proteínas globulares las tres dimensiones son similares. Generalmente son solubles y existen en gran variedad de tamaños y formas.

Las proteínas globulares pueden ser simples o conjugadas. Las primeras están constituídas sólo por proteína y las segundas tienen unido un componente no proteico esencial para su actividad biológica.