Jabones y detergentes

Los jabones son sales sódicas o potásicas de los ácidos grasos, solubles en agua. Se fabrican a partir de grasasglosario o aceitesglosario (que son mezclas de triacilglicerolesglosario) o de sus ácidos grasosglosario, mediante tratamiento con un álcali o base fuerte (hidróxido sódico, que dará jabones “duros”, o hidróxido potásico, que dará jabones “blandos” más adecuados para jabones líquidos y cremas de afeitar).

El proceso de fabricación de los jabones a partir de triacilgliceroles es la saponificación:

saponificación

La segunda posibilidad para la fabricación de jabones es la neutralización de ácidos grasos con álcali. Para ello, primero hay que hidrolizar las grasas y aceites empleando corrientes a alta presión que separan los ácidos grasos de la glicerina o glicerol. Después se purifican los ácidos grasos por destilación y ya se pueden neutralizar con el álcali para dar el jabón.

neutralización

La dureza del agua se debe a la presencia de sales minerales, principalmente de calcio y magnesio, pero también de hierro y manganeso. Estas sales minerales reaccionan con los jabones para dar precipitados insolubles; por eso la eficacia limpiadora de los jabones se reduce con la dureza del agua.

Los surfactantesglosario son compuestos químicos capaces de reducir la tensión superficial del agua, lo que permite que ésta se pueda extender y humedecer distintos tipos de superficies, algo muy útil en el proceso de lavado. 

tensión superficial surfactante

Los detergentesglosario son productos limpiadores más eficaces que los jabones porque contienen mezclas de surfactantes que les permiten trabajar en distintas condiciones; por eso los detergentes son menos sensibles a la dureza del agua que los jabones.

La mayor parte de los surfactantes que contienen los detergentes se han desarrollado a partir de productos petroquímicos y oleoquímicos. Las cadenas hidrocarbonadas de grasas y aceites o del petróleo constituyen la parte hidrófobaglosario de la molécula de surfactante, mientras que compuestos como trióxido de azufre, ácido sulfúrico u óxido de etileno se utilizan para constituir la parte hidrófilaglosario de esa molécula.

tipos de surfactantes    Los surfactantes se clasifican en función de sus características de polaridad en medio acuoso: aniónicos (con carga negativa), catiónicos (con carga positiva), no iónicos (sin carga) y anfóterosglosario (con carga tanto positiva como negativa). Por sus características, los jabones son surfactantes aniónicos.

Para lavar añadimos jabones y detergentes porque el agua sola no elimina la suciedad de las prendas. La parte hidrófoba de las moléculas de jabón o detergente es atraída por los componentes grasos de la suciedad de la prenda mientras que su parte hidrófila interacciona con el agua; estas fuerzas opuestas hacen que la suciedad se desprenda de la ropa y pase al medio acuoso. Que el agua esté templada o caliente también ayuda a liberar más suciedad de las prendas e igual ocurre con la agitación mecánica. La eficacia del lavado requiere, por tanto, un equilibrio entre la energía química que proporcionan el jabón o el detergente, la energía térmica (temperatura del agua) y la energía mecánica (movimiento de la lavadora o del lavado a mano).

Fuente:

'The Soap and Detergent Association': http://www.sdahq.org/ (consulta 10 de mayo de 2010)